El domingo, 13 de enero de 2008 se escribió:

Ontoblogia: Infoxicación: el final de la publicación científica tal como la conocemos

Me he encontrado con el blog Ontoblogia, de Joaquin Borrego Díaz, Profesor Titular del Dpto. de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial de la Universidad de Sevilla.
En este blog ha puesto un post titulado igual que este, Infoxicación: el final de la publicación científica tal como la conocemos, en el que habla con gran acierto del sistema de publicaciones científicas, criticando el sistema actual en el que "las editoriales científicas se sostienen por la apropiación del conocimiento (conocimiento que pagamos todos, si el investigador pertenece a la administración)".
En contraposición con este sistema de pago, Joaquín defiende un sistema de publicaciones libres, que aproveche la inteligencia colectiva mediante el enorme poder comunicativo que ofrece internet y propone un ecosistema que se autorregularía rápida y eficientemente.
Su propuesta es:

El reemplazamiento de la publicación científica actual (basada en un suculento oligopolio editorial que se come el presupuesto bibliotecario de las universidades) por un ecosistema de blogs de publicación científica, creados y mantenidos por las administraciones (esto es, libre de condicionamientos comerciales) donde los investigadores puedan publicar sus resultados, puedan ser revisados y comentados libremente por los demás especialistas, y que la referencia a otros blogs de su área permita establecer la reputación del conocimiento.
Destaca que la principal ventaja sería que se genera un conocimiento libre.

Ya hay varias iniciativas en este sentido, una de las cuáles se publicó en en el blog bioinformática de MadrI+D; en el cuál se escribió (copio y pego todo porque es una noticia escueta):
La fundación Wellcome Trust ha tomado la decisión de cambiar su política relacionada con las investigaciones que patrocina, obligando a que los artículos originados en las mismas obligatoriamente tengan que ser publicados en una revista de libre acceso, como por ejemplo PubMed Central o BioMed Central. De esta manera, esta fundación sin ánimo de lucro se asegura de que todo descubrimiento publicado que haya nacido de algún proyecto financiado por ella no cae en el olvido de los artículos sólo accesibles previo pago, y que cualquier investigador en cualquier parte del mundo pueda acceder a los artículos de forma gratuíta.
Aquí puedes encontrar la nota del Wellcome Trust.


Desde este punto de vista, hay quien describe que el camino que se está siguiendo es un comunismo científico, pues hacer públicos los resultados de las investigaciones implica una renuncia a su posesión en exclusiva para uno mismo, a cambio de ponerlos a plena disposición de toda la comunidad científica y, por ende, de toda la sociedad. Este movimiento quizás esté motivado porque lo más frecuente es que los investigadores de vocación. que producen trabajos científicos estén motivados fundamentalmente por la difusión de sus investigaciones, lo que les produce el bienestar del reconocimiento por parte de sus colegas y un reconocimiento social, además de la gran satisfacción que supone compartir lo producido y ver que el resto de la comunidad científica se apoya en los resultados propios para seguir avanzando en el camino del conocimiento.

Este nuevo modelo de difusión del conocimiento científico de una manera social tiene un enorme peso en la investigación informática, precisamente por estar más apoyado en el desarrollo tecnológico de distribución de la información, y está adquiriendo fuertes bases en estrategias de conocimiento libre como el Movimiento para el Software Libre, que comenzó en 1983 cuando Richard Stallman anunció el proyecto GNU, y la creación de organizaciones defensoras del concepto de código abierto (Open Source Initiative) y software libre (Free Software Foundation).


Podemos encontrar otras iniciativas de difusión de conocimiento libre en la Iniciativa de Budapest para el Acceso Abierto y, sobre todo, en la Biblioteca Pública de la Ciencia (PLOS, Public Library of Science), cuyos principios son: (se pueden ver en inglés)
"La Biblioteca Pública de la Ciencia es una organización sin ánimo de lucro de científicos comprometidos a conseguir el libre acceso a la literatura científica y médica para los científicos y el público en general alrededor del globo, en beneficio del progreso científico, la educación y el bien común. Estamos trabajando en el establecimiento de bibliotecas públicas on-line sobre ciencia que archivarán y distribuirán los contenidos íntegros de artículos científicos publicados, para fomentar el desarrollo de nuevas vías de investigación,
interconectar e integrar la información que actualmente está dividida en millones de informes separados y segregada en miles de publicaciones diferentes, cada una con sus propias restricciones de acceso".
Desde el punto de vista de la socialización de la divulgación científica, todas estas iniciativas preservan el dominio público del conocimiento "en beneficio del progreso científico, la educación y el bien común".

1 comentarios:

Danjuro dijo...

Me parece muy interesante cualquier iniciativa que consiga conectar de manera eficiente (y solidaria, por qué no) los nuevos avances científicos.
El problema que puedo intuir aquí en España es que muchos investigadores se sienten maltratados por la administración y por la propia universidad donde realizan su trabajo, y con ese panorama no quieren que ambas entidades puedan "ponerse una medalla" gracias a su trabajo, después de tanto esfuerzo.
En cualquier caso, cuanto más respetuosos seamos, y más abiertos a la divulgación en beneficio de la sociedad, más cerca tendremos la posibilidad de construir un futuro deseable.